Conversamos con Fernando Duffau, intérprete de música clásica que regresó a nuestro país luego de desarrollar una destacada carrera en orquestas sinfónicas de Francia, Suiza y Luxemburgo, y que ahora encabeza una iniciativa que reúne a niños de colegios de  diferentes sectores de la capital: “Lo que queremos hacer es que las distintas realidades y barreras que hay en Santiago se puedan derribar”.

Por Matías Alcántara

“Estamos con un proyecto de orquestas juveniles que pretende unir mundos sociales con la música”, nos cuenta Fernando Duffau, licenciado de la Universidad de Chile que se especializó en instrumentos de cuerdas en el Conservatorio de Paris, donde vivió durante 13 años. Se desempeñó en distintas orquestas sinfónicas de Europa, acumulando conocimientos que ha querido compartir en nuestro país, deleitando con su música y enseñando en diferentes establecimientos.

Actualmente en su calidad de docente encabeza la Orquesta Internacional de jóvenes Alianza Francesa, colegio de Vitacura donde nació el proyecto que reúne a menores de distintos sectores de Santiago interesados en la música clásica, en una iniciativa respaldada por la embajada de Francia y el Ministerio de Relacione Exteriores de ese país. “La idea es juntar a los alumnos y realizar presentaciones a fin de año. Ya hemos tenido algunos ensayos con estos niños que tienen entre 8 y 14 años, que se inician en violín, la viola y el chelo como primera etapa del proyecto. Después pretendemos incluir otros instrumentos. Entonces todos los niños tienen el mismo acceso a la educación artística, cosa que muchas veces no pasa”.

Además de aportar su experiencia y entregar herramientas para que los jóvenes desarrollen la sensibilidad musical, Fernando ve este proyecto como una oportunidad para la reflexión: “Lo que queremos hacer es que las distintas realidades y barreras que hay en Santiago se puedan derribar. Los niños interactúan súper fácil, no ven las barreras. Ahí uno piensa que las barreras se las hacen los adultos, que te dicen este barrio no o por qué vives acá. En Chile no te preguntan cómo te llamas, sino que dónde vives, y ese es el gran problema del país”.

El músico nos cuenta que muy pronto podremos ver gratuitamente las presentaciones de la orquesta que prepara: “En diciembre vamos a tener un concierto en el Auditórium Chamisero de la Alianza Francesa y tenemos otro concierto donde vamos a integrar a estos niños a la orquesta de la COP25. Tenemos varios conciertos en diciembre. Al gobierno francés y la gente que está trabando aquí le interesa mucho esta iniciativa, porque los proyectos de orquestas sociales se quedan en lo social, están en barrios, pero no hay proyectos que unan las realidades de barrios acomodados con aquellos que no lo son, y eso es lo importante de esta idea”.

No se trata del primer proyecto social de Duffau, ya que antes encabezó otras iniciativas de similares características, como por ejemplo el trabajo que realizó en la Escuela Escritora Marcela Paz de Recoleta, enseñando a sus alumnos y creando una biblioteca musical inédita con material donado por las embajadas de Alemania y Francia. Con esa trayectoria, más la labor realizada desde la Alianza Francesa, fue contactado para formar la Orquesta Internacional Infantil COP25.

“Me llamaron porque sabían que estábamos haciendo este proyecto con el Ministerio de Relaciones Exteriores francés y les interesaba que pudiéramos hacer algo en la COP25. Los niños si bien no tendrán derecho a dar un discurso ni dar su opinión, serán ellos los que van a sufrir las consecuencias del cambio climático cuando nosotros ya no estemos. Vamos a dejar un mundo donde va a costar mucho sortear todo lo que viene. La música sensibiliza a la gente, sobre todo cuando se trata de niños”, profundiza Fernando, que a continuación nos explica cómo estará conformada esta orquesta internacional:

“Son niños que vienen de varias partes del mundo, con delegaciones de Colombia, Francia y otros países, además de niños mapuches que vienen de Collipulli y los jóvenes del proyecto de la Alianza Francesa. Va a ser una gran orquesta que se va a juntar y vamos a hacer música sinfónica en el anfiteatro que va a estar en la COP25 y en el pabellón de Francia”.

Finalmente el talentoso intérprete nos comenta parte de lo que será la presentación en el evento internacional del cambio climático de la ONU: “El repertorio lo vamos a elegir con música clásica, una obra creada especialmente para la COP25 que va a ser estrenada ahí y obras sinfónicas que tienen que ver con este derecho que tenemos todos los seres humanos que es elegir dónde vivir y cómo hacerlo, porque hasta el momento estamos sufriendo las consecuencias de un desarrollo económico e industrial que nos tiene donde estamos. Hay que parar esto y hay que pararlo ahora”.

También te puede interesar: Festival-Guitarras-de-América-comienza-en-Curaco-de-Velez

Suscríbete al Newsletter
Enviar
close-link

Suscríbete al Newsletter

SUSCRIBIRSE
close-link