La tendencia de adoptar un estilo de alimentación vegano está en franco crecimiento en todo el mundo. Es el caso en Chile, donde más de un millón y medio de personas llevan una dieta vegetariana o vegana, y el sector etario de mayor crecimiento en el veganismo son los jóvenes entre 15 a 25 años. Se considera que la amplia participación de los jóvenes se debe a su mayor conciencia ambiental y de cuidado de los animales, así como al acceso a una mayor cantidad de información y a una preocupación mayor por los efectos del cambio climático.

El sector ganadero es el mayor responsable mundial por la emisión de los gases de efecto invernadero, por lo cual una de las decisiones más importantes que puede tomar una persona de cara a reducir su huella de carbono es reducir o eliminar por completo su consumo de carne. En torno al 25% de los gases invernadero provienen del sector de la alimentación; un 58% de estas es causada por la generación de productos animales, y de estas últimas, el 50% proviene de la producción de carnes de vacuno y de cordero. Una persona carnívora típica que se convierte a vegana reduce automáticamente la emisión de CO2 en más de la mitad, y se considera que esta es la principal razón por la que los jóvenes, con acceso a esta información y una creciente conciencia ambiental, estén abrazando cada vez más el veganismo.

La excelente noticia para quienes ya han adoptado o buscan adoptar esta forma de alimentación, es que cada vez más marcas están creando alternativas veganas, no solo en la comida sino en otros rubros como el calzado, el maquillaje o los accesorios. Marcas internacionales han construido su imagen en base a ser veganas y amigables con el medio ambiente, pero también marcas locales han surgido y crecido en Chile para apoderarse del mundo con sus productos veganos.

Veganismo-nueva-tendencia

Los restaurantes no se quedan atrás, y lo que comenzó con una oferta de platillos más simples como  hamburguesas de soya, ahora se ha ampliado a una gama mucho más variada, como el risotto primavera vegano que puede pedirse en Da Cesare & Paolo tanto por delivery como en sus locales abiertos. Otras tendencias alimenticias saludables, como los buddha bowls y los póke bowls, se han nutrido también de las necesidades de la audiencia y es fácil encontrar rollos de sushi veganos, e inclusive alternativas de comida rápida: en Estados Unidos, cadenas de pollo frito han comenzado a vender la alternativa de pollo vegano, y en Chile, ciertas franquicias de comida rápida han comenzado a distribuir hamburguesas a base de proteína vegetal.

La expectativa es que a medida que estas opciones se van volviendo cada vez más accesibles, también las personas que no se consideran vegetarianas o veganas opten por ellas cada vez más, ya que reducir el consumo de carne es un paso gradual que también es un aporte para el medio ambiente. Así, campañas como “Lunes sin carne” buscan precisamente que más personas tomen la iniciativa de reducir su consumo de proteínas animales por el planeta, por los animales y por su propia salud, bajo el eslogan “si quieres cambiar el mundo, comienza por tu plato”.

Suscríbete al Newsletter
Enviar
close-link

Suscríbete al Newsletter

SUSCRIBIRSE
close-link