La obra Arte Urbano en Las Alturas que se luce en Rancagua, de los artistas Philippe Carrera y Miguel Chacoff,  ahora se puede apreciar también de noche gracias a los once focos de alta tecnología LED que la iluminan. “Están todos invitados a venir al Parque Koke, a este antiguo molino de 1892 y que hoy es el telón del mural más grande de Chile realizado por dos jóvenes artistas rancagüinos”, señaló el alcalde Eduardo Soto.

Por Revista MagZ

El mural de los silos del Molino Koke denominado Arte Urbano en Las Alturas es un proyecto que comenzó en 2017 de la mano de los artistas Philippe Carrera y Miguel Chacoff, y que cuando esté finalizado pretende abarcar un total de 4 mil 600 metros cuadrados sobre un novedoso telón: los grises silos y edificios del molino del sector poniente de Rancagua, capital de la Región del Libertador Bernardo O`Higgins ubicada a 87 km al sur de Santiago.

En un convenio entre la Municipalidad de Rancagua y empresa de origen belga Schréder, se instalaron bajo tierra once focos de alta tecnología LED SculpFlood 60, para iluminar uno de los puntos turísticos imperdibles de la ciudad. La multinacional cuenta con importantes trabajos en proyectos, por ejemplo, de París, Río de Janeiro, el Vaticano y el Coliseo de Roma.

Arte Urbano en Las Alturas representa la flora y fauna de la precordillera nacional, mezclada con la vida de ciudad representada en un abuelo y su nieta. “Este mural que está en su etapa uno y dos es el más grande del país. Y cuando se cumplan las etapas tres y cuatro será el más grande de Latinoamérica”, comentó Eduardo Soto, alcalde de Rancagua, que hizo un llamado para que más visitantes lleguen a la obra que brilla día y noche: “Están todos invitados a venir al Parque Koke, a este antiguo molino de 1892 y que hoy es el telón del mural más grande de Chile realizado por dos jóvenes artistas rancagüinos”.

En la inauguración de la iluminaria estuvieron presentes los dos artistas, el muralista urbano y arquitecto Miguel Chacoff se refirió al valor del trabajo y a su nueva implementación: “Primero agradecemos a la Municipalidad porque hacer una iluminación tan grande no es fácil. El aporte cultural está y la ciudad se potencia con esta obra que está a 500 metros del casco histórico. Tenemos la obra más grande de Chile y ahora está 24 horas abierta para la gente. Tenemos un museo de arte urbano”.

Por su parte, el artista Philippe Carrera hizo un llamado para que el último tramo del proyecto se concrete en el corto plazo: “Estamos esperando los resultados del Fondart. El año pasado postulamos y no se financió, pero volvimos a concursar este año. Estamos esperando poder terminarlo para que sea el mural más grande de Latinoamérica y hacer un reconocimiento masivo. Esperamos que nos puedan ayudar, los vecinos están muy comprometidos y lo bueno es que ahora pueden verlo las 24 horas del día”.       

Suscríbete al Newsletter
Enviar
close-link

Suscríbete al Newsletter

SUSCRIBIRSE
close-link