Cherie Campos, facilitadora y coach de vida de Terapias Despertares, que acaba de realizar un exitoso Taller de Comunicación efectiva con programación neurolingüística, nos comparte un interesante texto dirigido al desarrollo de la inteligencia emocional.

Por Cherie Campos

La mayoría de las personas está familiarizada con el coeficiente intelectual o la inteligencia que se mide por el razonamiento lógico y por la capacidad de memorizar o recuperar información ya almacenada en nuestra memoria. La inteligencia emocional muy popularizada por Daniel Goleman en su libro llamado del mismo nombre (Inteligencia Emocional), es:

Reconocer, comprender y gestionar nuestras propias emociones. Reconocer y comprender las emociones de los demás.

Es decir, la capacidad de comunicarnos de forma efectiva con nosotros mismos y con los demás, la gestión positiva de nuestras emociones para el éxito personal. Somos seres emocionales y las decisiones que tomamos están basados en nuestras emociones, aunque aparentemente parecieran ser tomadas por la razón.

Cada vez que nos vemos enfrentados a una situación que requiera tomar acción, la mente racional baraja las posibilidades y finalmente la decisión se basa en la conveniencia que la persona sienta a nivel emocional. Aunque el proceso parece muy racional, el resultado está basado en cómo nos sentimos.

Estos son los cinco principios de la Inteligencia Emocional:

Autoconciencia Emocional: Capacidad de comprender nuestros propios estados de ánimo.

Autorregulación Emocional: Habilidad para controlar las conductas basadas en impulsos emocionales y, de este modo, adaptarnos mejor a las dinámicas sociales.

Motivación: Capacidad de orientar nuestras energías hacia una meta u objetivo.

Empatía: Cualidad de entender y vivir como propios los estados emocionales de otras personas.

Habilidades Sociales: Tendencia a dar siempre la respuesta más adecuada a las demandas sociales del entorno.

Continúa con la segunda parte del texto Cómo crecer emocionalmente y alcanzar el éxito personal

Suscríbete al Newsletter
Enviar
close-link

Suscríbete al Newsletter

SUSCRIBIRSE
close-link