En una hectárea se han construido senderos y estaciones educativas a solo 15 minutos de Valdivia. “Un día estaba anillando aves para un estudio y pensé por qué no hacer esto mismo pero integrando la enseñanza a estudiantes”, comentó Guillermo Pérez, uno de los creadores del proyecto.

Por Lorenzo Palma

En plena selva valdiviana, los que visitan el Centro de Descubrimiento de la Naturaleza de la ONG GAAP (The Global Alliance for Animals and People), se maravillan con el avistamiento de aves, anfibios, árboles nativos y el gran conocimiento sobre la flora y fauna que hacen propio con cada recorrido.

El Centro está ubicado a minutos de Valdivia,  en el sector de Chabelita camino a Punucapa, y recibe principalmente estudiantes de enseñanza básica. Sus creadores son Guillermo Pérez y Elena Garden, ex integrantes de Veterinarios Sin Fronteras, quienes en 2010 comenzaron a vivir y a construir lo que Guillermo dice fue un sueño.

“Un día estaba anillando aves para un estudio, y pensé por qué no hacer esto mismo pero integrando la enseñanza a estudiantes”, recuerda Guillermo, quien es biólogo de profesión. Un motivo por cual se enfocaron en educación ambiental, cuentan los creadores del centro, fue que se dieron cuenta que existía una profunda desconexión entre los niños y la flora y fauna nativa de Chile y, además, que los últimos estudios señalan que esta desconexión afecta el desarrollo social de los más pequeños.

El Centro de Descubrimiento de la Naturaleza obtuvo sus primeros fondos para ser construido por Lush Cosmetic. Los recursos permitieron en 2017 desarrollar un sendero de 700 metros y 8 módulos de educación, que fueron puestos a prueba. “La evaluación de esos módulos fue trabajar con 10 niños que participaron por 8 días consecutivos, lo que fue súper interesante, porque ellos cursaban todos los módulos y terminaban con un tremendo conocimiento sobre el bosque valdiviano”, contó Guillermo Pérez.

En el recinto muchas veces se repiten los visitantes, ya que hacen más de un módulo.  Los integrantes de la ONG The GAAP esperan superar los 500 niños este 2019. Otro dato interesante es que media hectárea del terreno se ha entregado a la conservación a perpetuidad. También este año cuentan un segundo financiamiento por parte de Lush Cosmetic para aumentar el alcance de la educación ambiental del centro.

Otras novedades son una piscina artificial que se llena con agua de un estero, que tiene plantas acuáticas, anfibios. También este año se construyeron dos miradores que están sobre mañíos de hojas largas unidos por puentes colgantes.

Finalmente, Guillermo Pérez, dijo que la meta es “alcanzar la sustentabilidad del centro y ser parte del plan educativo de los colegios para seguir trabajando en educación ambiental”, e invitó a quienes quieran conocer el lugar, ya sea para visitarlo, hacer tesis, actividades sociales, a escribir a  info@thegaap.org

Suscríbete al Newsletter
Enviar
close-link

Suscríbete al Newsletter

SUSCRIBIRSE
close-link