Conversamos con la directora ejecutiva de Asech (Asociación de Emprendedores de Chile), en el marco de la 6ta Feria del Emprendimiento: “Con el espíritu que se ve en el mundo de las pymes y los emprendedores sé que juntos hay una mayor probabilidad de que sorteemos bien este momento”.

Por Matías Alcántara

Como ha ocurrido en las últimas semanas, distintos eventos se han ido cayendo como piezas de dominó ordenadas en una secuencia, actividades que se reagendaron o definitivamente se cancelaron por la crisis social del país, estallido que ha tenido una fuerte repercusión en las pequeñas y medianas empresas. Uno de los encuentros que se mantuvo en pie fue la 6ta Feria del Emprendimiento, organizado en la Estación Mapocho por la Asech y que contó con más de 120 stands y asesoría profesional para un sector que está herido.

En ese marco conversamos con Soledad Ovando, directora ejecutiva de Asech, que partió reconociendo que la realización del evento estuvo en evaluación: “En la primera semana del estallido sí, lo analizamos. Pero con los mismos emprendedores y los partners de la feria conversamos y vimos que lo mejor era hacer el encuentro, para ver cómo podíamos apoyarnos entre nosotros, orientarnos, ayudarnos a salir adelante y también informarnos”.

En pleno estallido Soledad cumplió un año trabajando en la Asech, luego de desempeñarse por más de dos décadas en la banca privada, desde donde dirigió el área de Pequeña Empresa en Banco Estado. Con esa mirada integral del mercado, nos comparte el resultado del sondeo de las consecuencias de la crisis realizado por su organización:

“El 85% de la gente que se ha inscrito en el catastro son personas que no han podido vender. Es bien lamentable, el otro 15% porque sufrieron pérdidas de materiales, de mercadería, asaltos, etc. Es súper grave que el 85% no pueda vender, porque es un poco invisible, pero si ves a los restoranes que abren todo el día, pero que venden el 10% de lo que vendían antes te preguntas cómo van a pagar los sueldos, porque ya tuvieron un fin de mes en crisis, y he escuchado historias de cómo se han puesto de acuerdo con sus trabajadores para tratar de ver si esperan un poco para no tener que despedirlos por no poder pagarles”.

La ingeniera civil Industrial comentó que se están haciendo muchos esfuerzos para sacar adelante al sector: “Es muy grande el apoyo que se necesita. Estamos coordinándonos por ejemplo con Desafío Levantemos Chile o Impulso Inicial, donde hemos enviado mucha gente de nuestro catastro, canalizando las ayudas que ellos están entregando. En la medida que estamos juntando gente nos apoya Grupo Alto a través de una plataforma de asesoría legal gratuita para los emprendedores, sobre todo los damnificados que tendrán que hacer muchos trámites. Hay mucha gente que está con ganas de apoyar y colaborar y nosotros estamos haciendo un puente entre las necesidades que hay y las ganas de ayudar”.

Finalmente, Soledad Ovando nos habla de cómo ve el panorama para las pymes y para el país: “Es difícil mirar hacia adelante. Hay que ser un poco humildes porque uno no puede decir que cree que las cosas van a salir por aquí o por allá. Lo único que puedo decir es que con el espíritu que se ve en el mundo de las pymes y los emprendedores sé que juntos hay una mayor probabilidad de que sorteemos bien este momento. Y juntos hacemos un llamado a los otros actores que influyen en esta cadena de negocios en que están insertas las pymes, aquellos que tienen más espaldas, a que se pongan hoy día”.

También te puede interesar: Emprendedores apoyan a emprendedores

Suscríbete al Newsletter
Enviar
close-link

Suscríbete al Newsletter

SUSCRIBIRSE
close-link