La guatemalteca Rigoberta Menchú llegó al país para solidarizar con los afectados por violaciones a los derechos humanos en el marco de la crisis social que suma 18 días. “Hay víctimas que perdieron un ojo o parte de su vida. No puedo esperar que Carabineros actúen como niños jugando con pistolas de agua en las calles”. afirmó la embajadora de buena voluntad de la UNESCO.

Por Revista MagZ

Rigoberta Menchú recibió el Premio Nobel de la Paz en 1992, gracias a su lucha por la justicia social y a la reconciliación etnocultural, a partir del respeto hacia los pueblos originarios. Y en 1998 la guatemalteca obtuvo el Premio Príncipe de Asturias, reconocimiento a su trabajo por la defensa y dignificación de la mujer.

En visita a nuestro país, Menchú manifestó su inquietud por las violaciones a los derechos humanos: «La preocupación es mundial sobre Chile por todo lo que ha pasado. Nos preocupa la orientación que tengan los carabineros en relación a las manifestaciones porque han ocurrido heridos, desaparecidos, niños. Incluso la posibilidad de abuso sexual a las mujeres, métodos repudiables y condenables en el mundo entero».

La embajadora de buena voluntad de la UNESCO se refirió al impacto de la crisis en la imagen internacional: «Ha caído un paradigma sobre Chile al presentarse una situación verdaderamente brutal en un país que se suponía era el más avanzado en la región tanto en tecnología como en políticas económicas sostenibles».

Rigoberta, que también se reunió con el director del INDH, Sergio Micco, comentó que está en Chile por su «responsabilidad de observar la no violación de los derechos humanos y observar la actitud de las autoridades. Saber cuáles son las autoridades directamente implicadas en usar la represión».

La líder indígena integrante del grupo maya Quiché, continuó con su análisis: «Solo el Estado puede hacer represión. Aquí hay víctimas de funcionarios del Estado, y el Estado es responsable de resarcir a las víctimas, de darles Justicia y de que sean detenidos los responsables de estas violaciones».

Finalmente Rigoberta Menchú se refirió al actuar policial en las manifestaciones: “Hay víctimas que perdieron un ojo o parte de su vida. No puedo esperar que carabineros actúen como niños jugando con pistolas de agua en las calles. Eso implica que ellos tienen autoridades, por lo tanto el Estado es responsable”.

También te puede interesar: Reflexiones-de-la-crisis-que-vive-el-país

Suscríbete al Newsletter
Enviar
close-link

Suscríbete al Newsletter

SUSCRIBIRSE
close-link