Hoy en nuestro país estamos viviendo momentos de cambios. Para salir de un lugar y entrar a otro, hay un proceso una transición y ese paso puede generarnos sentirnos estresados, con miedo, angustiados, ansiosos y otras emociones que en resumen nos causan MAL-ESTAR.

Por Cherie Campos, facilitadora y coach de vida de Terapias Despertares

Muchos de nosotros pensamos que cuidarnos es algo egoísta o como algo que debemos hacer cuando lo hacemos primero para los demás.

Es necesario auto-cuidarse, mientras mejor estés mejor estarán tus relaciones, hacerlo en beneficio tanto para ti como para tu entorno.

Así como nuestro cuerpo físico necesita de cuidados y limpieza, lo mismo nuestro cuerpo emocional que muchas veces está expuesto a impactos que suelen quedar allí y no se van. Esas emociones que están estancadas y pegadas sin darnos un respiro.

Mi sugerencia es hacer una limpieza emocional. Soltar nuestro apego al pasado.

1.- Escribir todo aquello que te está produciendo mal-estar incluyendo personas y situaciones de rabia, ira, tristeza, quejas, todo muy detallado sin dejar nada afuera. Una vez que termines, imagina colocando las situaciones y/o personas en tu mano y perdona a todos y todo y perdónate también por quienes lastimaste. Envuelve a cada uno o a todos en una burbuja rosada, luminosa y brillante y sopla, sopla para que se vayan amorosamente. Observa como se van, se alejan y desaparecen.

2.- Escribe en un papel cómo deseas tu vida ahora. Te recomiendo que sea máximo un párrafo.

3.- Dedica un momento a meditar. Busca una meditación que te guste o solo crea la tuya. Conecta con tu luz interior, perdónate, libérate, llora, ríe, abrázate, ámate y acéptate tal y como eres.

¡Celebra quién eres, celebra tu vida y tu existencia!

Por último, repite este “ritual” las veces que necesites.

Un abrazo cariñoso,

Cherie

También te puede interesar: Cómo desarrollar la inteligencia emocional

Suscríbete al Newsletter
Enviar
close-link

Suscríbete al Newsletter

SUSCRIBIRSE
close-link