La asociación que rompió con todas las reglas de la industria vinícola tradicional celebra diez años desde que doce viñas se unieron con el interés de exponer una nueva manera de ver el vino chileno, lejos de la industrialización y acercándolo a la gente. “Hace 10 años fuimos tildados de raros, de los rockeros del vino, nos dijeron tantas cosas”, comentó Jaime Roselló Larraín, presidente de MOVI.

Por Revista MagZ

En el verano de 2009 doce viñateros se reunieron con la intención de difundir una nueva manera de ver el vino chileno, mostrando de otra forma este tradicional producto elaborado a escala humana y artesanalmente. De esa forma nació el Movimiento de Viñarateros Independientes (MOVI), que luego de diez años ha trascendido en su calidad de asociación gremial para convertirse en un referente de la asociatividad.

“Este grupo cuando nació tenía dos objetivos: el primero fue dar voz a los pequeños productores y el rol de MOVI fue justamente representarlos. Y el segundo propósito fue la forma de trabajar, que es la asociatividad”, manifestó Jaime Roselló Larraín, presidente de MOVI.

Actualmente el movimiento cuenta con 35 socios, productores de vinos orgánicos, biodinámicos, de secano, de terroir, vinos de autor, vinos garaje -entre otros-, elaborados por personas que han logrado materializar los sueños en sus vinos. “Cuando comenzamos, la industria estaba dominada por las grandes viñas. Hace 10 años fuimos tildados de raros, de los rockeros del vino, nos dijeron tantas cosas”, profundizó el fundador de Acróbata.

El presidente del MOVI se detuvo en la importancia que los viñateros miembros le han otorgado a la asociatividad: “Significa que cada socio puede presentar los vinos del otro como si fueran suyos en las ferias y en todas las instancias en la que MOVI se despliega. Los vinos de MOVI no compiten entre sí: son complementarios”.

El MOVI está integrado por viñas que van desde el desierto de Atacama hasta la comuna de La Unión, sumando una producción de 100.000 cajas a un promedio de 95 dólares cada una. Gracias al apoyo gubernamental, los viñateros han tenido la posibilidad de realizar giras internacionales para difundir los productos de la agrupación, con experiencias exitosas en Inglaterra, Estados Unidos, China, Francia, Brasil, Argentina, Perú, Japón, Colombia, Costa Rica y México.

“Han sido años de un duro trabajo y recién estamos viendo los frutos a través de reconocimientos”, finalizó Jaime Roselló Larraín.

Te invitamos a visitar el sitio de la asociación: movi.cl

También te puede interesar: enoturismo-entre-el-mar-y-el-desierto-el-toque-magico-del-vino/

Suscríbete al Newsletter
Enviar
close-link

Suscríbete al Newsletter

SUSCRIBIRSE
close-link