Conversamos con Óscar Muñoz, joven de 29 años que nos cuenta el proceso que lo llevó a dirigir su exitosa empresa que surgió a partir de una idea y una necesidad: “Mi motivación era salvar millones de toneladas de vidrio que van a la basura”.

Por Matías Alcántara

Óscar Muñoz, fundador de Green Glass, comenzó a fraguar la idea de su emprendimiento cuando iniciaba sus estudios: “Fue por necesidad, ya que a mi familia le iba bien y después les fue horrible. Por esa necesidad de buscar independencia surgió el proyecto, porque desde los 18 años que no le pido plata a mis papás, y lo hago cortando botellas de vidrio”.

“Partí porque en la universidad tenía un ramo de emprendimiento donde había que mostrar ventas en verano.  Y ahí les propuse a mis compañeros el proyecto de los vasos y me respondieron que no, que estaba loco, que era feo. Pero al final le di y me fui bien”, nos cuenta Óscar, que por esos días se levantaba a las cinco de la mañana para recolectar botellas en la calle.

Su esfuerzo se vio recompensado con el apoyo de distintas organizaciones.  Al tercer año se adjudicó un fondo de 1,5 millones de pesos en Sercotec, dinero invertido en una máquina para pulir. Luego obtuvo el fondo universitario Jump Chile y otro fondo Sercotec, esta vez de 6 millones, que también invirtió en maquinaria.

Su propuesta consistía en darle una nueva oportunidad de uso a botellas desechadas, convirtiéndolas en vasos que hoy se lucen en muchas casas y restoranes del país. En la actualidad, y con once años de vida, Green Glass es una empresa consolidada, con valores que atraviesan incluso la barrera de la protección del medio ambiente.

“Quería tratar de cambiar el reciclaje, mi motivación era salvar millones de toneladas de vidrio que van a la basura, hacer que la gente cambie su percepción respecto a los desechos y valorar el trabajo de los cartoneros recicladores. Me gusta poder generar oportunidades y empleo para los otros”, profundiza Óscar, quien además se ha preocupado por recompensar como corresponde la labor de los recolectores de botella. Pero además, ha orientado parte de sus ganancias a ayudar a distintas iniciativas:

 “Nos gusta apoyar grandes causas, por ejemplo, por cada cierta compra de productos nosotros donamos un porcentaje a los niños que luchan contra el cáncer, plantamos árboles, hacemos charlas en colegios vulnerables para evitar el acoso sexual, ahora vamos a empezar a esterilizar perros, en fin, es nuestro modelo de negocios y la gente las va apoyando con la compra de nuestros vasos”.

Web: greenglass.cl

Te invitamos a leer la hermosa nota de las increíbles-munecas-de-francisca-zamorano

Suscríbete al Newsletter
Enviar
close-link

Suscríbete al Newsletter

SUSCRIBIRSE
close-link