En la Región de Tarapacá se abrió una nueva ruta para los amantes del vino y sus bodegas, que considera un jardín de variedades, un mirador, salas de catas y la exhibición del particular proceso de producción del Vino del Desierto, con las complejidades que representa la zona más árida del mundo.

Por Revista MagZ

Luego de que a comienzos de año fuera elegido como el proyecto estrella de Tarapacá, debido a que en materia de investigación e innovación fomenta y aporta al desarrollo económico de la región y del país, ahora Vino del Desierto lanzó la Ruta de Enoturismo “Entre el mar y el desierto, el toque mágico del vino”.

Con la presencia de autoridades regionales, académicas y medios de comunicación local se realizó el lanzamiento de esta nueva ruta de enoturismo en la Estación Experimental Canchones de la Universidad Arturo Prat, en Iquique (a 1.780 Km al norte de Santiago), con el objetivo de potenciar el Vino del Desierto a través de un proyecto que destaca la Pampa del Tamarugal con su historia, gastronomía y agricultura.

La iniciativa es financiada por el Gobierno Regional de Tarapacá a través del Fondo de Innovación para la Competitividad, mientras que el recorrido está a cargo del Círculo de Guías de Turismo de Iquique A.G.

«El proyecto Enoturismo del Vino del Desierto se enmarca en un trabajo colaborativo, el cual entrega una mirada diferente de cómo trabajar en el territorio, permitiendo a la vez la transferencia de conocimientos y formación de capacidades para la región, especialmente para la Provincia del Tamarugal», expresó la Vicerrectora de Investigación, Innovación y Postgrado de la Universidad Arturo Prat, Dra. María Carolina Gatica.

En tanto que Marcelo Lanino, director del proyecto, se refirió a la importancia que tendrá este nuevo polo de atracción: «El principal objetivo será poder operativizar la explotación turística de la Ruta del Vino del Desierto, para que sea un aporte al turismo regional, incluyendo un nuevo punto con atractivo propio de manera de mostrar los resultados del proceso de investigación aplicada por la Universidad Arturo Prat”.

Finalmente la investigadora Ingrid Poblete se detuvo en el aporte que la iniciativa representa para la zona, sumándose como interesante opción para el turismo tradicional: “Significa aportar con una alternativa más de turismo para la región, de manera que permita desplazar, en cierta proporción, el turismo de sol y playa hacia la provincia del Tamarugal, con las ventajas absolutas que presenta, con vinos producidos con cepas históricas rescatadas en la región, emplazadas en el desierto más árido del mundo, cepa originaria Tamarugal y un terroir único, características que lo hacen un rubro muy atractivo y distintivo que lo diferencian  del resto del país».

Los visitantes que tuvieron el privilegio de inaugurar la ruta conocieron el jardín de variedades, el mirador, la bodega con su proceso de producción y las salas de catas, de una manera lúdica y dinámica en el desierto más árido del mundo.

La Ruta de Enoturismo del Vino del Desierto está abierta al público los días viernes y sábados.  

Mayores antecedentes y consultas: juan_vilca53@yahoo.es  +56991304415 (Juan Carlos Vilca, Coordinador del Círculo de Guías).  

También te puede interesar: Exitoso encorche del Vino del Desierto

Síguenos en nuestras redes sociales:

instagram.com/revistamagz

facebook.com/revistamagz

Suscríbete al Newsletter
Enviar
close-link

Suscríbete al Newsletter

SUSCRIBIRSE
close-link